Entradas

congreso-educacion-positiva-positivarte-2016

Nace el I Congreso de Educación Positiva

congreso-educacion-positiva-positivarte-2016Durante los días 22 y 23 de septiembre 2017 se celebrará en Madrid el I Congreso de Educación Positiva.

El evento reunirá a los mayores expertos en Psicología Positiva, Educación y Pedagogía. Es una oportunidad para que padres, docentes y terapeutas aprendan en un entorno práctico y científico sobre temas tan importantes y útiles como el optimismo, el sentido del humor, la inteligencia emocional, la autoestima, la atención plena y las fortalezas personales, entre otros.

Con el fin de dar a conocer técnicas, habilidades y recursos, además de los conocimientos más recientes en educación positiva, se realizarán charlas, sesiones de trabajo, talleres y debates para favorecer la participación directa y activa de los asistentes y su interacción con los ponentes invitados.

¿Te lo vas a perder?

Conoce los detalles y consigue tu entrada en congreso-educacion-positiva-2016

inteligencia-emocional-psicologia-positiva-positivarte

Inteligencia emocional

Existe cierto revuelo con a este término en el entorno académico, por el tinte comercial y la explotación que se ha hecho de él en el mundo de la autoayuda. Es interesante describirlo en un artículo aparte de “emociones positivas”, para poder clarificar sus diferencias, y quizás porque opino que uno habla del “qué” y otro del “cómo”. Esto es, los estudios de Bárbara Fredrickson tratan en profundidad el funcionamiento de las emociones positivas y cómo ello influye en nuestras vidas. Por otra parte, la Inteligencia Emocional define la habilidad del individuo para gestionar todo tipo de emociones, tanto propias como ajenas.

Salovey y Mayer definen inteligencia emocional como “capacidad de las personas para atender y percibir los sentimientos de forma apropiada y precisa, para asimilarlos y comprenderlos de manera adecuada, y para regular y modificar el estado de ánimo propio y el de los demás”. Explican que esto implica tener desarrolladas estas cuatro áreas:

a) percepción y expresión emocional
b) facilitación emocional
c) comprensión emocional
d) regulación emocional

Estudios de incontestable validez sostienen que a mayor inteligencia emocional, mayor “éxito” y mayor felicidad percibida. Con frecuencia perseguimos ser inteligentes, sin embargo, la inteligencia per se no tiene beneficio intrínseco, es decir, no nos aporta bienestar por sí misma, solo nos sirve como medio para conseguir otras cosas. No ocurre así con el bienestar emocional, que implica estados placenteros (estabilidad emocional, por ejemplo), así como sentimientos positivos (mayor porcentaje de emociones positivas que negativas, ausencia de desequilibrios fuertes de emociones, etc.).

Dichos datos suponen una sólida ruptura con la idea de que a mayor coeficiente intelectual, mayor éxito en diferentes esferas personales. Esto es quizás una consecuencia lógica del retorno a la “humanización” del propio ser humano, ser eminentemente social, y del haber sido capaces de desmontar la tendencia robotizadora, en clara competencia por aumentar ad infinitum la capacidad y velocidad de procesamiento (como si el ser humano fuese un chip más y no un ente emocional).

Si quieres saber más, te recomiendo:

desarrolla-tu-inteligencia-emocional-psicologia-positiva

Fernández Berrocal, P. (2004). Desarrolla tu inteligencia emocional. Kairós.

Inteligencia Emocional-Nacional:

Bisquerra, R. (Coord). (2011). Educación emocional. Propuestas para educadores y familias. Bilbao: Desclée de Brower.
Extremera, N. y Fernández-Berrocal, P. (2002). Autocontrol emocional. Editorial Arguval: Málaga.
Fernández-Abascal, E. y Palmero, F. (1999). Emociones y salud. Barcelona: Ariel.
Fernández-Abascal, Enrique G. (2008). Emociones positivas. Editorial Pirámide.

Zaccagnini, J. L. (2004).Qué es inteligencia emocional: la relación entre pensamientos y sentimientos en la vida cotidiana. Madrid: Biblioteca Nueva.

Inteligencia Emocional -internacional:

Goleman, D. (1996). La inteligencia emocional. Kairós.
Goleman, D. (1999). La práctica de la inteligencia emocional. Kairós
Salovey, P y Mayer:El modelo de inteligencia emocional(1997)
Links:
http://www.inteligencia-emocional.org/
http://www.rafaelbisquerra.com/
http://www.investigacion-psicopedagogica.org/revista/articulos/15/espannol/Art_15_244.pdf

Vídeos:

Programa Redes con Daniel Goleman: Aprender a gestionar las emociones: https://www.youtube.com/watch?v=q-KkdMrAz-8
Programa Redes: inteligencia emocional https://www.youtube.com/watch?v=ZDdbAOwZJKU
Inteligencia emocional con J. Meyer: https://www.youtube.com/watch?v=yF-Ca0OAYLs

Barbara Fredrickson en la Universidad Complutense de Madrid

El pasado lunes 11 de abril el equipo de PositivArte fue de los afortunados que escucharon en vivo y en directo a una de las principales referentes de la Psicología Positiva a nivel internacional: Barbara Fredrickson.

La experta en emociones positivas compartió con los asistentes los últimos descubrimientos de su equipo de investigación, el Positive Emotions and Psychophysiology Laboratory de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

En algo más de una hora que duró su conferencia en el salón de actos de la Universidad Complutense de Madrid, expuso nuevos descubrimientos que aportan información relevante sobre la relación entre las emociones positivas y la salud.

Con el título “Biological Underpinnings of Positive Emotions & Purpose” presentó datos de sus investigaciones recientes. En concreto, habló de cómo las diferencias individuales biológicas de la expresión génica del sistema inmune, del sistema de la oxitocina y el tono vagal cardiaco modulan en cierta medida nuestras emociones positivas y sentido vital o propósito.

Una de las revelaciones más interesantes de sus investigaciones con medidas de la expresión génica del sistema inmune y la respuesta del tono vagal, es que el sentido vital parece tener una relación más directa con la salud que las emociones positivas. Los resultados sugieren que éstas influyen en nuestra longevidad en la medida que apoyan o construyen nuestro propósito o sentido.

En su afán por conocer el puzle que compone la relación entre emociones positivas y salud, ha trabajado con la hipótesis que planeta la existencia de una espiral ascendente de influencia recíproca entre ambas. Datos de sus investigaciones parecen aportar información a favor de esta idea. Las personas que practican loving kindness meditation incrementan su nivel de emociones positivas y estas a su vez influyen en la respuesta del tono vagal cardiaco. Parece que en este caso, el mecanismo que media entre las emociones positivas y la salud es el incremento en la percepción de nuestras conexiones sociales.

Fredickson indicó que con frecuencia la investigación relacionada con la genética ha mostrado los efectos negativos de tener o no ciertos genes, sin embargo, es menos frecuente aquella dirigida a señalar los efectos de la interacción entre la expresión génica y el contexto. El equipo del PEP (Positive Emotions and Psychophysiology Laboratory) ha visto que las personas que practican Loving Kindness Meditation y tienen un  sistema de oxitocina más activo, puntúan más alto en la medida de emociones positivas que aquellas que no tienen esta variabilidad biológica. Este estudio es especialmente interesante porque los efectos fueron significativos para este tipo de intervención y no así para quienes practicaron Mindfulness, que se diferencia de la otra meditación en ser más individual y menos social. La evidencia indica que aunque las intervenciones en Psicología Positiva se han creado igual para todos, su eficacia varía según las diferencias individuales biológicas de quienes las practican. Eso abre la posibilidad de diseñar y proponer intervenciones eficaces en base a dichas diferencias.

Fredrickson cerró la sesión igual que la inició, con agradecimientos, y terminó diciendo que no tenemos el puzle que explica la relación entre la salud y las emociones positivas, pero ya contamos con algunas de sus piezas.

Si quieres disfrutar de su interesante conferencia, puedes hacerlo aquí.

cartel barbara fredrickson