¿Qué es Mindfulness o Atención Plena ?

       Mindfulness o Atención Plena se basa en técnicas milenarias de meditación estudiadas desde una perspectiva psicológica que llevan, entreo otros beneficios, a aprender a controlar la atención. En el mundo occidental, donde mucha gente vive anclada en el pasado o preocupándose por el futuro, el Mindfulness se está haciendo muy popular porque nos devuelve al presente, lo cual nos permite ser felices en el único lugar posible: el aquí y el ahora.

ALGUNAS DEFINICIONES

  • Mindfulness: es la palabra inglesa empleada para traducir *sati, un término del idioma pali que denota conciencia, atención y recuerdo (Siegel y cols. 2009)
  • “La conciencia que surge de prestar atención, de forma intencional a la experiencia tal y como es en el momento presente, sin juzgarla, sin evaluarla y sin reaccionar a ella. Además, la práctica de la atención plena supone, asimismo, dirigir la atención al momento presente que estamos viviendo con una actitud de compasión, interés, apertura y amabilidad, independientemente de si la experiencia resulta agradable o desagradable” (Kabat Zinn, 2003)
  • Estado de libertad psicológica que ocurre cuando la atención queda libre y flexible, sin apegarse a ningún punto de vista en particular

       En una sociedad donde cada vez contamos con mayores fuentes de estimulación: publicidad con olores, vallas publicitarias digitales, internet en el trabajo, en casa, en el móvil, en el coche, en el autobús, televisiones a televisiones en 3D, y un progresivamente infinito etcétera, parece bastante coherente la necesidad de aprender a “desconectar” de tan ingente llegada de estímulos a nuestra sensorialidad y consciencia cuando es menester. Necesidad derivada de la hiperestimulación, hiperinformación, demandas incrementales del entorno, etc. Quizás exista una correlación entre esto y el espectacular incremento de las prevalencias de trastornos como el de déficit de atención con hiperactividad, la aparición de trastornos como el de la adicción a nuevas tecnologías , etc.

       Por otro lado, la evidencia científica ha ido demostrando en las últimas décadas numerosos beneficios derivados del desarrollo de la Atención Plena, como son: mejora de la capacidad atencional, mejora de la creatividad, disminución de estados depresivos (Teasdale, 2000) o ansiosos (Kabat-Zinn, 1992), incremento de estados positivos, disminución del dolor crónico (Kabat-Zinn, 1982-85), mejora del sistema inmunitario, de la calidad del sueño, etc. Mindfulness nos permite identificar lo que está sucediendo, aprender a vivir más plenamente en el presente con plena consciencia.