Entradas

Modelos de Psicología Positiva Aplicada

       Sin duda, ésta es la sección que más interés despertará tanto en los profesionales de la psicología como en la gente que quiere a la Psicología Positiva como modo de potenciar su felicidad. Como hemos dejado entrever en otros apartados, la opinión y los consejos acerca de cómo ser feliz y potenciar nuestro bienestar psicológico, llevan, no siglos, sino milenios proliferando a diestro y siniestro. Es por ello que la Psicología Positiva provee un enfoque diferencial, ya que a través de ella no hablamos desde las opiniones de Aristóteles, Platón o Comte-Sponville, ni tan siquiera desde la experiencia de décadas de trabajo como psicólogo de mucho de los autores de libros y consejos de este tipo: este campo desarrolla Modelos de Psicología Positiva Aplicada, muchos de ellos derivados de los hallazgos en las áreas de Psicología Básica y Psicopatología, y desde ellos propone técnicas que son sometidas a la experimentación científica, y si éstas son validadas como eficaces, permanecen. Si no, se descartan.
En todas las ciencias siempre existe un escalón bastante amplio entre las áreas teóricas y aplicadas: no suelen ser los mismos profesionales los que diseñan los modelos y experimentan con ellos y los que diariamente trabajan con las personas, organizaciones y sociedades. Por ello suele haber un lapso de tiempo considerable entre el descubrimiento de nuevos fenómenos, técnicas o modelos explicativos y la consecuente transferencia de este conocimiento a su correspondiente área de aplicación. Aun con esto, la Psicología Positiva ha tenido un buen funcionamiento en dicho aspecto, quizás debido a la amplia divulgación que está teniendo, porque el sector de la autoayuda se está empapando de lo hallazgos de la disciplina, o bien porque realmente la PsP cubre necesidades latentes de la población global (allá donde haya demanda, se creará la oferta). Como es lógico, esto es una buena noticia a medias, porque si bien es cierto que es fabuloso que los investigadores busquen la aplicación de sus trabajos o estén conectados con los profesionales y puedan aportarles el mejor know how para actualizar su práctica, también lo es que el que se realice la divulgación a través de libros de autoayuda o conferenciantes no especializados, fácilmente derivará en perjuicios más que en beneficios.
Lo que está claro es que dentro de la PsP está habiendo grandes esfuerzos por parte de grandes investigadores, y de eso es lo que vamos a hablar aquí, en dos apartados diferenciados.

a) Principales Modelos de Psicología Positiva Aplicada:

1) Modelo de Ryff: 1989, 1995; Ryff y Singer, 1998:
2) Modelo de las tres vías hacia la felicidad de Seligman (2002)
3) Tª de la autodeterminación de Deci y Ryan (2000):

b) ejercicios y técnicas: aquí podríamos extendernos también mucho, pero quizás sirva simplemente plantear al lector los ejercicios que han demostrado una sólida eficacia en el incremento del bienestar subjetivo de los destinatarios, de un modo mantenido a menos a medio plazo, y en diferentes culturas. A saber:

1.- tres cosas positivas (Three good things)
2.- Expresar gratitud-Carta de gratitud
3.- Autoconocimiento-Investiga qué te hace feliz
4.- Cultivar el Optimismo
5.- Evitar pensar demasiado y la comparación social
6.- Practicar la amabilidad
7.- Cuidar las relaciones sociales
8.- Desarrollar estrategias de resiliencia
9.- Aprender a perdonar
10.- Cultivar el “flow” o estados de experiencia óptima
11.- Saborear las alegrías de la vida
12.- Comprometerte con tus objetivos
13.- Practicar la espiritualidad
14.- Ocuparte de tu cuerpo y de tu “alma” *de la técnica 3 a la 14 son las propuestas por Sonja Lyubomirsky en su libro La ciencia de la felicidad
15.- Practica ejercicio con atención plena (Tal Ben Sahar)
16.- invierte en los demás (Elizabeth W. Dunn, respecto al dinero)
17.- cuida tu aspecto (Tal Ben Sahar)
18.- Pon en marcha tus fortalezas en tus actividades cotidianas (Seligman y Peterson)
19.- Escribe tu legado (K. W. Vopel)

       Para profundizar en estas tareas, parece claro que las personas de referencia son Seligman, Lyubomirsky, Vázquez y Hervás, Csikszentmihalyi, Vopel y Ben Sahar.

       Si quieres saber más, te recomiendo:

Psicología Positiva Aplicada-Nacional:
– Vázquez, Carmelo y Hervas, Gonzalo (2008). Psicología Positiva Aplicada. (Eds.) Editorial: Desclée de Bruwer
– Vázquez, C., Hervás, G. y Ho, S. (2006). Intervenciones clinicas basadas en la psicologia positiva: fundamentos y aplicaciones. Psicología Conductual. 14, 401-432
Psicología Positiva Aplicada-internacional:
– Vopel, Klaus W. (2005). Praxis de la Psicología Positiva. Ejercicios, experimentos y rituales. Editorial CCS.
– Linley, Alex y Joseph, Stephen (2004). Positive Psychology in Practice. Ed. Wiley.

Fortalezas Personales del Carácter

uizás las fortalezas personales sean y serán, la noción más representativa e importante de toda la amplitud teórica de la Psicología Positiva. A pesar de que su estudio comenzó en 1999 de manos de múltiples autores, son Seligman y Peterson quienes entre 2003 y 2004 consiguen cristalizar los resultados con una excelente aceptación de sus colegas en dos docenas de fortalezas humanas, conceptualizadas en 6 bloques temáticos. A saber:

A) Sabiduría y conocimiento:Fortalezas cognitivas que implican la adquisición y el uso del conocimiento

1) Curiosidad, interés por el mundo: Tienes interés por lo que sucede en el mundo y te gusta explorar y descubrir cosas nuevas. Te muestras curioso sobre todas las cosas. Estás siempre haciendo preguntas, y encuentras fascinantes todos los temas y asuntos.
2) Amor por el conocimiento y el aprendizaje: Llegas a dominar nuevas materias y conocimientos. Te encanta aprender cosas nuevas, tanto en una clase como por tu cuenta. Siempre te ha encantado la escuela, leer, y los museos, en realidad cualquier lugar que proporcione una oportunidad para aprender.
3) Juicio, pensamiento crítico, mentalidad abierta: Piensas sobre las cosas y examinas todos sus significados y matices. No sacas conclusiones al azar, sino tras evaluar cada posibilidad. Pensar las cosas en profundidad y examinarlas desde todos los puntos de vista son aspectos importantes de tu forma de ser. No saltas de forma precipitada a las conclusiones, y basas tus decisiones sólo en sólidas evidencias. Eres capaz de cambiar tus propias ideas en base a la evidencia.
4) Creatividad, ingenio, originalidad, inteligencia práctica: Piensas en nuevos y productivos caminos y formas de hacer las cosas. Incluye la creación artística pero no se limita exclusivamente a ella. Nunca estás satisfecho haciendo algo de la forma convencional si existe un modo mejor.
5) Perspectiva, inteligencia social, personal, emocional: Eres capaz de dar consejos sabios y adecuados a los demás, encontrando caminos no sólo para comprender el mundo sino para ayudar a comprenderlo a los demás. Eres consciente de los motivos y de los sentimientos de los demás. Sabes qué hacer para encajar en diferentes situaciones sociales, y para que los demás estén a gusto.

B) Coraje: Fortalezas emocionales que implican la consecución de metas ante situaciones de dificultad, externa o interna.

6) Valor y valentía: Incluye la fuerza física pero no se limita a eso. No te dejas intimidar ante la amenaza, el cambio, la dificultad o el dolor. Eres capaz de defender una postura que crees correcta aunque exista una fuerte oposición por parte de los demás. Actúas según las propias convicciones aunque eso suponga ser criticado.
7) Perseverancia, tenacidad y diligencia: Eres muy trabajador y terminas lo que empiezas. Persistes en una actividad aunque existan obstáculos. Obtienes satisfacción por las tareas emprendidas y que consigues finalizar con éxito. No importa el proyecto, sacas las cosas adelante a tiempo. No te distraes cuando trabajas.
8) Integridad, honestidad, autenticidad, genuinidad: Vas siempre con la verdad por delante, no eres pretencioso y asumes la responsabilidad de tus propios sentimientos y acciones. Eres una persona honesta, no sólo porque dices la verdad, sino porque vives tu vida de una forma genuina y auténtica. Tiene los pies en la tierra y no tienes excesivas pretensiones; eres una persona transparente.
9) Vitalidad y pasión por las cosas, entusiasmo, ilusión: Sea lo que sea lo que tengas que hacer, te acercas a ello con entusiasmo y energía. Haces las cosas con convicción y dando todo de ti mismo. Vives la vida como una apasionante aventura, sintiéndote vivo y activo. Nunca haces nada con desinterés o a medias tintas.

C) Humanidad: Fortalezas interpersonales que implican cuidar y ofrecer amistad y cariño a los demás.

10) Amor, apego, capacidad de amar y ser amado: Tienes importantes y valiosas relaciones con otras personas, en particular con aquéllas en las que el afecto y el cuidado son mutuos. Te sientes cerca y apegado a otras personas. Valoras las relaciones íntimas con los demás.
11) Simpatía, amabilidad, generosidad, bondad: Eres amable y generoso con los demás, y nunca estás demasiado ocupado para hacer un favor. Disfrutas ayudando y haciendo buenas obras para otros, incluso si no les conoces bien.
12) Inteligencia emocional, personal y social: Eres consciente tanto de tus propias emociones y sentimientos como de las emociones y sentimientos de los demás. Sabes cómo comportarte en diferentes situaciones sociales y tienes empatía.

D) Justicia: Fortalezas cívicas que conllevan una vida en comunidad saludable.

13) Ciudadanía, deber, civismo, lealtad, trabajo en equipo: Trabajas bien dentro de un equipo o grupo de personas, eres fiel al grupo y te sientes parte de él.
14) Sentido de justicia, equidad, ecuanimidad: Tratas a todas las personas de forma justa, es uno de tus principios fundamentales. No dejas que tus sentimientos personales influyan o sesguen en tus decisiones sobre otras personas, dando a todo el mundo las mismas oportunidades.
15) Liderazgo: Brillas en las tareas de liderazgo: motivando a un grupo para conseguir que se terminen las cosas y preservando la armonía dentro del grupo haciendo que todo el mundo se sienta incluido. Haces un buen trabajo organizando actividades grupales y dirigiendo lo que sucede.

E) Moderación: Fortalezas que nos protegen contra los excesos.

16) Capacidad de perdonar, compasión: Perdonas a aquellos que te han tratado mal o hayan actuado mal. Siempre das a la gente una segunda oportunidad. Tu principio guía es el perdón y no la venganza o el rencor.
17) Modestia, humildad, humanidad: Dejas que sean los demás quienes hablen de ti. No buscas ser el centro de atención, prefiriendo que tus logros hablen por ti. No te consideras especial y los demás reconocen y valoran tu modestia.
18) Prudencia, cuidado, discreción, cautela: Eres cauteloso a la hora de tomar decisiones, no asumiendo riesgos innecesarios, ni diciendo o haciendo nada de lo que después te puedas arrepentir. Tus elecciones son invariablemente prudentes.
19) Auto-control, auto-regulación: Eres capaz de regular tus propios sentimientos y acciones. Eres una persona disciplinada. Tienes control sobre las apetencias, impulsos y emociones. Regulas de forma consciente lo que sientes y lo que haces.

F) Trascendencia: Fortalezas personales que forjan la conexión con la inmensidad del universo y proveen de significado la vida.

20) Apreciación de la belleza y la excelencia, capacidad de asombro: Sabes apreciar la belleza de las cosas, del día a día, la excelencia, o interesarte por aspectos de la vida como la naturaleza, el arte, la ciencia, etc.
21) Gratitud: Eres consciente y agradeces las cosas buenas que te pasan y no dándolas por hecho. Sabes dar las gracias. Tus amigos y familiares saben que eres una persona agradecida porque siempre te tomas el tiempo necesario para expresar agradecimiento.
22) Esperanza, optimismo, proyección/orientación hacia el futuro: Esperas lo mejor para el futuro y trabajas para conseguirlo. Crees que un buen futuro es algo que está en tus manos conseguir.
23) Sentido del humor y diversión: Te gusta reír y gastar bromas, sonríes con frecuencia. Ves el lado positivo de las situaciones y de la vida.
24) Espiritualidad, fe, sentido de propósito, religiosidad: Piensas que existe un propósito o un significado universal en las cosas que ocurren en el mundo y en tu propia existencia. Crees que existe algo superior que determina nuestra conducta y nos protege. Sabes cómo encajar en ese marco más grande. Tus creencias modelan tus acciones y son una fuente de bienestar para ti.

¿Quieres saber cuáles son tus fortalezas personales más características? ¿y aprender cómo desarrollarlas? Los estudios científicos de la Psicología Positiva nos dicen cómo: pincha aquí24-Fortalezas personales del-Carácter-seligman peterson crecimiento personal psicología positiva positivarte